Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Febrero nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa.
Crêpe
En su versión dulce, yo he escogido preparar un delicioso crêpe
Relleno de helado de vainilla y chocolate


Los ingredientes para hacer unos 9 creppes dulces
2 huevos
500 ml de leche
250 grs de harina
1 pizca de sal
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de azucar
mantequilla (para la sarten)

La elaboración de los crêppes es muy sencilla
Mezclaremos todos los ingredientes con la minipimer y los dejamos reposar  media hora aproximadamente.
Pasado este tiempo calentamos una sartén y ponemos un trocito de la mantequilla. En el momento que se funda podemos esparcirla con un pincel de cocina para que la impregne toda y los crêpes no se peguen.
Vertemos un cucharón de la masa en la sartén, y veremos que a los pocos segundos si la movemos el crêpe de despega con facilidad; es el momento de darle la vuelta con mucho cuidado de que no se rompa.
Repetimos el proceso hasta que terminemos la masa.


Para preparar este crepe relleno tendremos preparada una bola grande de helado de vahinilla y chocolate. Con anterioridad yo rellené un molde redondo forrado con papel transparente, con el helado;  y lo reservé en el congelado hasta el momento de utilizarlo.  Pensar que tenemos por un lado una masa caliente en la sartén y por otra helado, el único secreto es hacerlo rápido y tener todos los utensilios de cocina y los ingredientes de la decoración como el sirope y los fideos  de chocolate preparados.
Hacemos el crêp y cuando le damos la vuelta  y tome color por la parte de abajo antes de sacarla de la sartén,  ponemos el helado en el centro y cerramos rápidamente dándole la forma lo más redonda posible.


Si lo servimos al momento, al cortar  disfrutaremos de esa deliciosa sensación del helado empezando a derretirse junto a un crep sabroso y muy caliente. 

Todo un lujo para el paladar que no podeis dejar de probar.
Un  Sandwich 
original y saludable 


Con este sandwich me uno al  reto de Santa Teresa de crear un sandwich  nutritivo, original y con ingredientes de primera calidad. 


Ingredientes para este sandwich
Tres rebanadas de pan de molde (33grs) 
2 filetitos de pechuga de pollo (aprox 50grs) 
3 rodajas de un tomate mediano (100 grs aprox)
lechuga cortada en juliana (15 grs)
1 loncha de jamón dulce (25 grs)
1 loncha de queso de cabra (25 grs)
30 grs de aguacate 
1 ml de mayonesa 

Tostamos las rebanadas de pan de molde
mientras en una sarten muy caliente doramos el pollo, las rodajas de tomate y las lonchas de jamón y queso.
En la primera rebanada de pan colocamos el tomate y sobre el  la mitad de la mayonesa.  Encima ponemos los filetes de pollo 
Cubrimos con la segunda rebanada de pan de molde bien untada con el aguacate y ponemos sobre ella la lechuga y el resto de la mayonesa,  el jamón y el queso calientes. 
Terminamos el sándwich  poniendo la última rebanada de pan de molde tostado.

Podemos acompañarlo con un bol de snacks de trigo y salsa guacamole y ya tenemos una deliciosa cena,  rápida, rica y saludable. 
 ¡¡No se puede pedir más!!
Whole Kitchen en su propuesta salada para el mes de Febrero nos invita a preparar todo un clásico de la cocina italiana La pasta fresca
Yo he preparado
FETUCCINNE negros 





CON MARISCO y ALCACHOFAS 


Ingredientes 
  • 1 huevo por cada 100gramos de harina.
  • 1 bolsita de tinta de calamar congelada 

Yo utilicé 200 gramos de harina y dos huevos

Elaboración 

A máquina :  Ponemos 1 huevo en un vaso con la tinta de calamar descogelada y  batimos bien la mezcla 
En la cubeta de la  máquina  ponemos primero la harina y después los huevos en el progama masa, hasta que se forme la bola.  Trabajamos fuera 1 minuto y dejamos reposar durante media hora

A mano:  En un bol grande disponer la harina en forma de volcán,  y añadir los huevos mezclándolos con la harina poco a poco,  con los dedos ir añadiendo la harina de los laterales al centro. Hasta formar una bola homogenea, elástica y sin grumos.   Dejarla reposar durante media hora.

Extendido y corte de la pasta:  
Pasada la  media hora de reposo de las pasta, la dividimos en porciones más pequeñas para facilitar su corte y extendido.  Yo lo he hecho con la máquina 
Con máquina :  Tomar una de las porciones de masa, y estirar un poco con el rodillo.
Espolvorear la superficie con una pizca de harina para que no se pegue y pasar por la máquina empezando por el número más alto (en la mia el 7) hasta darle el grosor deseado (yo lo hice hasta el 2) pasándola dos veces por cada medida.
Si la masa se estira con facilidad y después de cada pasada continua lisa y brillante no es necesario añadir más harina.
Para cortarla pasar la masa ya estirada por los rodillos cortadores de la forma escogida.

Manual :  tomar  cada una de las porciones de la masa estirándola con el rodillo, sin hacer demasiada fuerza,  girarla y seguir estirando hasta obtener una lámina de unos 2 mm. de grosor  y del largo de la pasta. 
Mientras vamos extendiendo la masa, se deber ir enharinando varias veces, la masa y el rodillo.
Con un cuchillo muy afilado, se cortará la pasta dándole el ancho deseado.

Ya podemos utilizar la pasta.
Pero si preferimos guardarla, podemos mantenerla en la nevera 3 ó 4 días. Para  que se conserve en perfectas condiciones, la enharinamos y la dejamos secar durante 24 horas. Formamos varios nidos y la guardamos en un recipiente cerrado en la nevera.

Receta de los 
FETUCCINNE negros con Marisco y alcachofas 

Esta receta es ideal para potenciar el sabor  de nuestros fetuccinne negros.

Cocemos la pasta fresca  al dente en abundante agua hirviendo con sal y un chorrito de aceite de oliva
En una cazuela doramos los langostinos y las alcachofas que hemos cortado a cuartos.
Los reservamos y en la misma cazuela,  preparamos la salsa, haciendo un sofrito con cebolla muy picadita y tomate natural sin semillas ni piel.
Cuando la cebolla empiece a tomar color añadimos un vasito de vino blanco, y unas hojas de laurel, y volvemos a incorporar las alcachofas y   los langostinos y añadimos las almejas. Dejamos cocer a fuego suave, hasta que las almejas se abran y las alcachofas estén tiernas.  Salpimentamos  y  mezclamos la salsa recién hecha con la pasta fresca.

Y a la mesa a disfrutar de un mar de intensos sabores




Esta Navidad, algun@ de vosotr@s  puso en su blog una receta de mermelada de manzanas y persimon.
Imprimí la receta en papel y  la hice el mismo día, así que no tuvo tiempo ni de pasar por mi libreta "de pendientes"
Es una mermelada buenísima, y ahora que quiero volver a hacerla, no encuentro la receta.
Ni en casa, ni en la red  ..... por eso os pido Ayuda
¿Alguien la recuerda?
¿ Fuiste tu?
Si alguien tiene alguna información sobre la mermelada extraviada ......!!!!
POLLO A LA CREMA DE NARANJA 
ACIDA  con ALMENDRA

Tuneando recetas por obligación ....
Hace unos días vi esta receta en el blog de Ana de  Viento y Bambú.
Me encantó.  Hay que platos que,  sea  por los ingredientes o por la presentación  nos resulta  dificil no probarlos Ya, solo con verlos ya sabes que te van a encantar.
Ana  había tomado la receta de  Loli  de Mi Alacena  y había hecho algunas variaciones.
Loli, tomó la receta de una revista, y también  la adaptó a su gusto añadiendo algunas variaciones.
Yo junté las dos recetas, y tomé cosas de las dos. Pero al  final,  yo también tuve que hacer unas variaciones,  esta vez eran obligadas!!!!


INGREDIENTES  Para dos personas
1 pechuga
2 muslos de pollo deshuesados
1 cebolla grande
Zumo de dos naranjas
1 pizca de especias para carne
6 cucharadas de queso fresco Quark 
Sal
pimienta
Aceite de oliva
1 chorrito de brandy
Harina para enharinar el pollo

Cortar  el pollo en tacos grandecitos.
Pasarlos por harina y dorar un poco en una  cazuela con un chorrito de aceite de oliva, cuando tengan un poco de color, añadimos la cebolla cortada en juliana y  la rehogamos unos minutos.
Salpimentamos y añadimos las especias  y el zumo de las naranjas y lo dejamos cocer; como son trozos sin hueso, con 10 minutos será suficiente.
Sacamos los trozos de pollo de la cazuela  y reservamos (yo los pincho con palillo, para evitar llevarme cogidos al tenedor los trocitos de cebolla)
Con la minipimer  trituramos la cebolla  y los jugos de la cocción,   añadimos el queso  fresco hasta obtener una salsa espesita y volvemos a  ponerla  en la cazuela junto con el pollo.

Fué   en el momento de probar la salsa para rectificar de sal,  cuando me di  cuenta de  que las naranja que había utilizado eran  ácidas, muy ácidas y le daban un sabor fortísimo a la salsa.
Por lo que tuve que recurrir  a poner yo también mis variaciones “obligadas” 
Un cucharón de caldo de verduras bien caliente, 6 cucharadas más de queso fresco y  un puñado generoso  de almendra molida fueron suficientes para  que la salsa resultase deliciosa.  
Y quedase así de bien acompañado de un arroz salvaje  


El tunning de Socorro, estuvo genial para salvar la cena y para darme la gran satisfacción de poner en funcionamiento mis recursos culinarios, pero  como receta  me quedo con la unión de las de Ana y  de  Loli    a no ser que vuelva a encontrarme con naranjas como estas!!! 

Y aquí, como en los juegos en los  que uno dice una frase y el siguiente añade algo de su cosecha, queda una cadena de la receta del pollo con crema de naranja.  Me pregunto si algún día los protagonistas no eran un pavo y un limón y alguien los tuneo !!!


Ni yo misma me reconozco cuando veo las recetas de pan que tengo acumuladas pendientes de  preparar.
Hasta hace un tiempo, que tuvimos la gran idea de comprar una panificadora, yo apenas comía pan;  me encantan las salsas, pero me las comía con la cuchara, en los huevos fritos mojaba las patatas y los bocadillos eran de pan Bimbo ...... en fin,  sin comentarios ....
He rectificado, y tengo que recuperar el tiempo perdido,  ahora me encanta el pan, y hacerlo es una de las pocas cosas que me relaja,  y  quedarme embobada mirando como sube en el horno no me parece una pérdida de tiempo.... 
Desde que empecé a hacer pan, creo que  pocas veces he repetido receta, siempre hay alguna nueva, algo que probar o que mejorar, así que siempre tengo la ilusión de ver el resultado

Esta receta  la copié  del blog La cocina de Mesilda. son unos panecillos tiernos, pero con sabor a pan, que ella nos presentaba en dos versiones: dulces o salados.
Yo hice primero los salados



INGREDIENTES
1/2 kg. de harina de fuerza 
25 gr. de levadura fresca
2 cucharaditas de sal
1 cucharadita de azúcar (yo puse miel)
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
250 ml. de agua
Aceite y agua para pintar 

ELABORACIÓN 
Panificadora:
Introducimos todos los ingredientes en la panificadora primero los líquidos, después la sal y el azucar (yo puse una cucharada de miel), aceite de oliva, la harina y por última la levadura fresca disuelta en un poquito de agua templada.
Manual:  
Mezclamos la harina con la sal y el azúcar.
Formamos un volcán y en el centro añadimos poco a poco el agua y la levadura fresca que habremos disuelto previamente en un poquito de agua templada.
Amasamos durante  unos minutos hasta formar una bola lisa y brillante.  Y la dejaremos reposar en un lugar cálido y tapada durante 1 hora. 
En ese tiempo la masa ha doblado volumen, la desgasificamos estirándola con las manos y formamos los panecillos tomando porciones de unos 60 gramos aproximadamente. 
Los dejamos reposar tapados en la bandeja del horno 20 minutos más, antes de darles unos cortes y dejarlos reposar por última vez otros 40 minutos, hasta que doblen su volumen.
Mientras precalentamos el horno a 200º. 
Antes de introducir los panecillos en el horno, los pintamos con una mezcla de agua y aceite para que nos queden doraditos.
Horneamos a 200º 10 minutos y 10 minutos más a 180º

El olor de estos panecillos mientras se están horneando es irresistible .....

Yo empecé a prepararlos por la tarde, y  al hacer los cálculos del tiempo no tuve en cuenta que no tenía que  contar solo los 10 minutos de hacer la masa, y los de reposo, se me olvidó  que cortar y pesar las porciones,  dar forma a los panecillos y demás tareas del proceso también llevaban su tiempo, así que cuando los bollos salían del horno eran ya  pasadas las doce de la noche. Pero no os penséis que  me había quedado en la cocina sola,  a pesar de ser tan tarde mi maridín estaba allí pegadito a mi lado, pero no me estaba haciendo compañía,  nooooooo;  el estaba con su cuchillo y su bote de mermelada y la mantequilla esperando para comerse un bollo ..... 
¡¡¡¡ no podía esperar a mañana!!!!! Aunque bien pensado,  ya era mañana.....
Éxito total.  
Tanto que a pesar de que estoy impaciente por probar nuevas recetas de pan, esta ya la he repetido. 
Nos ha encantado el pan de San Antonio 

En esta entrada os he contado algunas cosillas sobre mi. Es inevitable, que cuando escribimos en nuestro blog, o dejamos comentarios a nuestr@s amig@s blogueros, sea  cual sea el tema que tratemos, revelemos   detalles sobre lo que nos gusta o lo que no nos gusta, eso nos hace conocernos tod@s un poquito más y  de eso trata ¿no?  
Seguramente  para eso se creó este  premio que desde hoy luce en este blog 



Me lo han traido 
Pili de Tu E-Chef
y Maida de Toma Pan  y Moja 
Mari  Luz  Hoy no se que cocinar
Estoy  re-que-te -encantada, gracias a las tres 
Soy muy afortunada, lo he recibido por partida triple y las tres me pedían que contaran 7 cosas sobre mi.
Pués allá voy 
  • Tengo mil y una aficiones: parezco “culo veo, culo deseo” pero es que me gusta probarlo todo, cuando me enseñáis algo que me gusta, yo también quiero hacerlo…
  • Me encantan los animales, todos menos los que tienen que ver con la falta de higiene y las mariposas, que no me han hecho nada las pobres, pero me dan miedo. Y a ver quien lo entiende, porque no dudo en coger cualquier bicho  y veo una mariposa y salgo chillando!!!!
  • Me encantan las motos. Estoy enamorada de  nuestra Stelvio y estoy deseando que llegue la hora de ponerme  el casco y subirme en ella.
  • Soy apasionada de la Formula I Fan incondicional de Fernando Alonso, me da igual que toque madrugón o no acostarse, yo no me pierdo sus carreras …. Hay que estar dando ánimos aunque sea aplaudiendo o gritándole a la tele … j aja
  • Aunque no me considero compradora compulsiva, si veo unos zapatos o un bolso que me gustan, no puedo quitármelos de la cabeza; y el problema es que soy de un enamoradizo que da miedooooooooo.
  • No podría vivir sin el sol, me pongo muy triste. Por eso me encanta el verano, soy feliz a 40º
  • La comida juega un papel importante en mi estado de ánimo, necesito comer mucho, bien y variado todos los días ….. y de que esto se cumpla depende en ocasiones el bienestar de los que están a mi lado, porque si no, no hay quien me aguante. Pobres, lo siento, aunque me proponga comportarme mínimamente bien si comemos tarde o hay que comer comida “basura” no lo consigo, pero prometo seguir intentándolo. 
Pasar este premio a quince blogs me resulta imposible, creo que ya lo tenemos tod@s!!!! así que invito a los que todavía no nos hayan contado esas 7 cosillas que queremos saber .... que se confiese...


Si tengo que elegir cual es mi plato favorito, no tengo duda: las lentejas. Pero si se trata de los alimentos que más me gustan me quedo con las frutas y verduras.
Las verduras me gustan TODAS, y siempre que estén bien cocinadas me encantan en cualquier receta. Pero hay una manera que me gustan especialmente y es en tempura.
A menudo disfrutamos en casa de una bandeja llena de verduras de temporada como esta.

 ....Alcachofas, pimientos, calabacín, champiñones, zanahorias, y hasta las poco queridas coles de
bruselas son aplaudidas para la cena...

Las verduras quedan crujientes y no pierden nada de su sabor ni de su textura y las acompañamos con alguna salsita, en esta ocasión una salsa de soja y  otra de crema agria. 

La salsa de crema agria, era la primera vez que la hacía,  me encanta la que ponen en los restaurants americanos y busque en google alguna receta,  opté por esta del blog amorcillate porque es muy sencilla;  y aunque confieso que para mi no se parece a la que yo he comido,  estaba buenísima, asi que sin duda voy a repetirla muchas veces.  
INGREDIENTES 
La misma cantidad de Queso Quark  y  de nata liquida (yo puse 100 ml y 100ml) 
zumo de limón 
pimienta blanca 
ELABORACION
Se baten el queso y la nata  y se va añadiendo el zumo de limón hasta obtener un grado de acidez que nos guste, aderezar con una pizca de pimienta blanca molida y  a la mesa ...... 
Laia aconsejaba en su receta utilizar el queso quark de Danone porque quedaba la salsa más cremosa, yo lo hice así y me quedé muy satisfecha del resultado.
Sobre la tempura si he utilizado diferentes marcas, y aunque no descarto ninguna,  si os puedo decir, sin ánimo de hacer publicidad, que con las de Santa Rita las verduras no quedan nada aceitosas, y continua crujiente por más tiempo que con las de otras marcas. 


Animaros que es una deliciosa manera de comer un buen plato de verduras
Hoy he preparado un pastel de patatas a la manera tradicional, tal y como lo hacía mi abuela .  Solo que ella  lo preparaba a lo grande, su pastel  llenaba toda la bandeja del horno, y yo he ulilizado un molde redondo de bizcochos. Pero  más grande o más pequeño el olor que inunda la cocina mientras se prepara, es exáctamente el mismo y me trae tantos y tantos buenos recuerdos de la abuelita......

Los ingredientes para este pastel son:
Esta es de las pocas recetas que hago a ojo así que las cantidades que os digo seguro que son bastante aproximadas pero no exactas, asi  vamos a poner a todo más ó menos
Patatas 1 kg más o menos
1/2 vaso de leche
1 nuez de mantequilla
nuez moscada molida
Carne picada mezcla 300 grs más o menos
1 cebolla
2 huevos cocidos
1 botecito pequeño de olivas verdes
1 pimiento morrón
1 chorrito de brandy
aceite de oliva
pimienta molida blanca
sal

Elaboración
En una sartén en la que hemos calentado unas cucharaditas de aceite de oliva cocinamos la carne picada con la cebolla hasta que tomen color y la cebolla quede blandita. Salpimentamos
Regamos con  el chorrito de brandy y dejamos evaporar
Añadimos el pimiento cortado a tiras, las olivas cortadas a laminas y dejamos unos minutos tapado antes de añadir los dos huevos  picados. 
Rectificamos de sal y reservamos.
En una olla aparte hervimos las patatas con sal y cuando estén muy tiernas hacemos con ellas un puré de patatas natural.  Las chafamos con un tenedor y las mezclamos con la mantequilla y la leche. Si fuese necesario añadimos sal y por último la  pizca de nuez mozcada molida.


 En primer lugar si lo haceis en un molde de bizcochos como el que he utilizado yo, poner debajo un papel de horno, así luego se desmolda con mucha facilidad.
 Ahora solo nos queda  montar las capas del pastel.
Sobre el molde extendemos una capa de puré de patatas y sobre ella pondremos una capa de relleno.
Continuaremos en este orden hasta terminar con una capa de puré de patatas.
En este yo he puesto tres capas de patata y dos de carne.
La última capa la alisamos todo lo que podamos y con un pincel  untado en aceite de oliva y con mucho cuidado pintamos toda la superficie. Con un tenedor hacemos unos surcos y ponemos el pastel en el horno, hasta que quede doradito y se marque el dibujo.
Desmoldar  y a disfrutar.
El corte queda así de jugoso y rico.      

Por si no os habeis dado cuenta del detalle, tiene olivas verdes, y a mi las olivas no me gustan, pero me las he comido sin rechistar, No podía ser de otra manera ...... es  la receta es de mi abuela ........