Como digo siempre, lo que más me maravilla de las ensaladas es que se les puede poner casi de todo y cuando las prepara otro la sorpresa puede estar asegurada
Una noche del fin de semana mi marido hacía la cena, y desde la cocina me gritó que no me acercara, estaba inventando una ensalada "a mi gusto", pero como siempre tenia que dejar caer algo de su toque personal, su puntito diferente.
A mi gusto eran la mezcla de lechugas variadas, y la combinación de frutas frescas con frutos secos. Ummm buenísima, tenía trocitos de piña y rodajas de kiwi, nueces y avellanas, además del tomate, las aceitunas negras y la crema de vinagre de módena…..
Y su toque personal las lascas de foie.
Jamás las hubiese puesto en una ensalada con frutas,
y eso que me hubiese perdido, porque estaba buenísima, sorprendentemente , la mezcla era acertada!!!!
Tengo todo el verano por delante para dejarme sorprender; a ver cuantas ensaladas diferentes se le ocurren, ¡!!!!


Mientras sigo probando nuevas recetas de pan, hay una que siempre repite:
Es un delicioso y crujiente pan multicereales con pipas

Los ingredientes para hacerlo son:
-350 ml de Agua
1/2 paquete de mezcla para pan de cereales y pipas
que compro en lidl
Como los hice?
Puse 350 ml de agua con 500 grs del paquete del pan en la panificadora programa masa 1.30 horas.

Cuando terminó el programa saqué la masa y la puse sobre el marmol enharinado, la estiré un poco con las manos hasta dejarla de un grosor más o menos de 2 centímetros, le di la forma más cuadrada posible e hice porciones de unos 6 centímetros, cortando con una cuchilla muy afilada.
Esta masa es muy esponjosa y se pega mucho, así que para poder trabajarla con facilidad, es necesario ponerse harina en las manos, e incluso espolvorear la masa si fuese necesario.
Con las manos los salpiqué con un poco de agua, y al horno precalentado en el que había puesto una bandejita con agua (el agua hace que la costra del pan sea más fina y crujiente)
El tiempo 25 minutos a 180º
Enseguida los panecillos empezarón a crecer, pero sin perder la forma que les había dado, y aunque no les hice ningún corte no llegaron a romperse, quedaron fantásticos, seguro que los repetiré

Este es el preparado panificable

... Yo sigo a lo mio
que casi todas las cosas sean rápidas y perfectas ...
Y estoy a punto de conseguir las albóndigas quasi-perfectas
Si os digo que el cacharrejo de los agujeros es una cubitera de silicona de cubitos gigantes, solo hace falta que mireis las fotos y ya sabeis como las hago.
Con este sistema , las hacemos en tiempo record, sin mancharnos las manos y salen todas iguales, cosa que menKanta; siempre me ha parecido que las croquetas y las albóndigas están más buenas cuanto más bonita es su forma.




Desde que hace un año comprara la panificadora bifinnet, hacer pan es una de las pocas cosas que me relaja. Y como me gusta probar nuevas recetas, y observar que con pequeños cambios el pan tiene nuevos sabores y olores …. Ummmmmm
El último pan que he hecho lo encontré en el
blog de Elisa
tiene unas recetas de lo más interesante, y este pan me llamó tanto la atención que me puse manos a la obra nada más verlo. Tengo que deciros que me esperaba obtener un pan “de pueblo” y nada de eso:
Me he encontrado con un exquisito pan consistente pero de miga muy tierna, de los que yo llamo pan de desayuno o de merienda, porque no se me ocurre nada más rico que un café recién hecho con una rebanada de pan español con mermelada ….

Mirar que pinta tiene más irresistible !!!



La receta es la misma que la que la de Elisa, la he seguido al pie de la letra, solo que yo la he hecho con la biffinet y el programa de amasar es el 8

Ingredientes:

500 g harina de fuerza (yo he utilizado la de Mercadona)
250 ml agua
10 g sal
25 g azúcar
50 g margarina
2 sobres de levadura de panadería o 25 g levadura fresca (yo escogi la opción levadura fresca)

Ponemos los ingredientes en la panificadora en este orden agua, margarina (a trocitos), sal, azucar, la harina y levadura. Siempre debemos seguir el orden de los ingredientes en la elaboración del pan.

Programa Masa 8 de la biffinet. La duración es de 1.30 horas

Cuando finalice el programa girar la cubeta dejando caer la masa sobre una superficie enharinada, casi no me hizo falta ni darle forma, tiene una consistencia que le hace caer con la forma del pan. Le hacemos unos cortes con una cuchilla afilada y lo colocamos en una bandeja con papel de horno y lo metemos en el horno que habremos precalentado previamente e introducido un recipiente con agua en el momento de encenderlo, el vapor que genera ayudará a que obtengamos un pan con una corteza más brillante, fina y crujiente y que se abran bien los cortes que hemos realizado

Aunque no lo parezca, el corte del pan es importante y debe hacerse con la cuchilla bien afilada, que no desgarre la masa, y haciendo el corte inclinado no en perpendicular al pan. Los hacemos para que al expandirse la masa en el horno no se abra por cualquier sitio restando uniformidad al pan.

Todo un mundo este del pan que cuanto más conozco más me gusta
... quien me lo iba a decir hace un año, cuando solo comía pan bimbo ...Lo que me estaba perdiendo!!!

La pizza no se encuentra en el top-ten de mis comidas favoritas; pero si se trata de una pizza de hojaldre, la cosa cambia y el plato escala muuuchooosssss puestos en la lista.

La última que hice fue esta Una auténtica delicia. A veces me pregunto si aquellos que dicen que nos les gustan las verduras han comido pizza de hojaldre con espinacas y queso de cabra...

La base de hojaldre que utilizo siempre la compro en Lidl, es con diferencia la que más me gusta, por su sabor y porque es más grande que las de otras marcas y puedo poner el borde doble

La elaboración es muy sencilla

Precalentamos el horno mientras preparamos la pizza

Sobre la bandeja cubierta con el papel de horno (viene con la masa) estiramos con cuidado el hojaldre. Sobra un buen trozo, que es el que yo corto a tiras y lo coloco sobre los bordes, marcando con un tenedor para que quede pegado.

A continuación extendemos las espinacas cocidas bien escurridas y mezcladas con abundante queso para fundir tipo emmental, chedar o una mezcla de varios

Cortamos el queso de rulo de cabra a rodajas y lo repartimos por toda la pizza y por último espolvoreamos toda la superficie con mozzarela rallada

Ya está lista para ir al horno hasta que veamos los ingredientes doraditos y la masa crujiente, aproximadamente unos 20 minutos

No he puesto cantidades exactas de ninguno de los ingredientes, en las pizzas van un poco al gusto de cada uno



Ummm, que ricas quedan tan crujientes,
Me encantan!!! ….


Durante todo el invierno tomamos a menudo sopa de cebolla, es nuestro remedio casero para inmunizarnos contra los costipados. Y funciona, se acabó el frio con el resultado de cero resfriados. Dicen que la cebolla es el más efectivo y potente antiinfecioso natural que se conoce. Esa es la teoría, la práctica realidad, es que un humeante tazón de sopa de cebolla en los frios días de invierno nos parece delicioso!!!
Así que seguiremos comiendo sopa de cebolla, eso sí, adaptando la receta a la temporada de verano
SOPA TIBIA DE CEBOLLA Y MANZANA ACIDA
Para hacer esta sencilla y exquisita sopa necesitamos (4 personas o 2 como nosotros que siempre repetimos)
3 cebollas blancas, que no sean dulces
1 manzana ácida
1 pastilla de avecrem de carne
1 pizca de pimienta blanca
1 cucharadita de queso parmesano rallado
1 chorrito de aceite de oliva

Cortamos la cebolla en juliana y la manzana a pequeños gajos y las ponemos a pochar en la olla en la que previamente hemos puesto el aceite de oliva a calentar.
Ni las cebollas ni la manzana tienen que freirse, con la olla tapada y a fuego lento, tienen que quedar blandas y con aspecto de haberse caramelizado, esto son más o menos unos 12-15 minutos. Es ahora cuando añadimos la pastilla de avecrem y 750 ml. de agua caliente.
Dejar cocer por espacio de 15 minutos
Pasado este tiempo añadimos la cucharadita de parmesano y solo nos queda triturar todos los ingredientes, yo lo hago con la batidora de vaso, queda tan fina que no es necesario pasarla por el chino.
No hace falta volver a calentar se sirve tibia, es la temperatura óptima para poder difrutar del contraste de sabores de la cebolla con el puntito ácido de la manzana.
Está buenísimaaaaaaaaa


Esta cajita de bombones se la preparé a mi mami para el día de la madre.

Se la debía, y es que tiene toda la razón, últimamente he regalado bombones
a todo el mundo menos a ella.


Estos bombones no llevan azucares añadidos, y eso que mi madre puede permitírselo tiene una salud y una figura de una moza de 30 años !!! Pero es que ya he cogido por costumbre no utilizar azúcar en ninguna de mis recetas
Para hacerlos necesitamos
2 tabletas de chocolate negro (yo siempre sin azúcar añadido)
1 tableta de chocolate blanco
nata líquida
moldes de silicona para bombones
*Opcional
mermelada de fresa (sin azúcar añadido)
frutos o frutas secas
trocitos de chocolate
licor

Para hacer los bombones de chocolate negro
Troceamos una de las tabletas de chocolate y la ponemos al baño maria.
(dentro de una cacerolita con agua hirviendo introducir un bol que puede ser de plastico, con el chocolate dentro)
Tambien se puede fundir en el microondas, pero hay riesgo de que el chocolate se queme, y el tiempo que se ahorra tampoco es tanto como para que merezca la pena utilizar el micro para deshacerlo.
Al mismo tiempo en un recipiente aparte, podemos ir fundiendo la otra tableta de chocolate negro que utilizaremos para el relleno
Cuando el chocolate esté completamente deshecho lo retiramos del fuego y lo batimos enérgicamente durante unos minutos hasta que esté tibio. No se que es lo que ocurre con este proceso de batir el chocolate, pero si que puedo deciros que quedan muy brillantes y si nos saltamos este paso el color del bombón terminado es totalmente mate.
Ya tenemos el chocolate batido y tibio, así que vamos a proceder a pintar con él nuestros moldes. Para ello utilizamos un pincel, no importa que no sea de cocina, basta con que solo lo utilicemos para este fin.
Se trata de dar una capa fina, pero suficiente como para cubrir todo el fondo y las paredes del molde. Repasar y dar todas pinceladas que hagan falta para que no queden espacios sin chocolate, gran parte del exito final depende de esto!!
¿Ya está ? ¿Seguro ? Pués llevamos el molde al congelador
Cogemos ahora el bol en el que hemos derretido la segunda tableta de chocolate negro y añadimos un chorrito de nata líquida. Si la ponemos tal cual, la textura del relleno será cremosa, si montamos la nata antes de mezclarla con el chocolate lo que tendremos serán esos bombones rellenos de mouse. A nosotros nos gustan más los primeros y son los que hice para mi madre.
Con este preparado básico hacemos bombones rellenos de chocolate, a partir de aquí se trata de añadir a la mezcla los ingredientes que nos apetezcan: mermeladas, licor, frutos secos, trocitos de frutas confitadas, trocitos de chocolate .... Para estos yo hice algunos solo de chocolate y otros chocolate con fresa que nos encantan
Sacamos el molde del congelador y con una cucharita pequeña rellenamos el interior de los bombones. La temperatura del chocolate tiene que ser justo para que caiga con facilidad. También lo podemos hacer con una manga pastelera, pero con la cucharita no presenta mucha dificultad.
Vuelta al congelador
Mientras se enfria y endurece el relleno volvemos a poner el chocolate negro, que seguramente ya se habrá endurecido, al baño maria hasta que quede bastante líquido
Solo nos queda la última capa del bombón, cuando lo retiremos del fuego ya no hará falta batirlo, esta será la parte de abajo, por lo que da igual si no nos queda brillante.
De nuevo con la cucharita acabamos de llenar los huecos del molde hasta arriba.
Una vez acabados con la punta de un cuchillo, o un trocito de papel limpiamos bien los bordes, para que al desmoldar no nos queden unas antiestéticas rebabas de chocolate alrededor que arruinarian el perfecto acabado de nuestros bombones.
Los dejamos enfriar en la nevera o temperatura ambiente si no hace calor y los demoldamos con cuidado.
Para los bombones de chocolate blanco repetimos el mismo proceso. Los de mi madre estaban rellenos de chocolate con fresas

Por último un consejo: Si los bombones son para regalar haz un ejercicio de autocontrol y no te comas ninguno,
está muy feo que la caja tenga huecos ....


No os voy a volver a contar que para mi el tiempo es oro ...
Ni que tengo obsesión constante por maximizar el tiempo ...
Lo que os voy a explicar es una manera de cocinar varias recetas a la vez porque todas tienen básicamente los mimos ingredientes ... El resultado es sin quererlo que ahorramos tiempo !!! Será casualidad
En menos de una hora vamos a cocinar:
pisto con carne picada
Albondigas con salsa y
Salsa de tomate y carne para la pasta
para ello necesitamos:
1 Kilo de carne picada
1.5 kilos de tomates maduros o 2 latas grandes de tomate triturado natural
dos calabacines
1 berenjena
1 cebolla grande
1/2 kilo de pimientos (verdes y rojos)
aceite de oliva
sal
Cortamos todas las verduras a cubos y en una sarten grande con un chorrito de aceite de oliva las doramos unos minutos.
(Ahora las pongo en la olla GMp, pero podeis utilizar la cazuela en la que acostumbreis a hacer las salsas de tomate)
se añade el tomate sin piel y sin semillas y tapado a fuego lento lo dejamos cocer hasta que las verduras están tiernas. Añadimos sal y pimienta al gusto
Mientras se cocían las verduras con la carne picada hacemos tres partes.
Dos partes de carne picada las sofreimos en una sartén con un poco de aceite
y con la tercera haremos las albondigas. Hoy no os pondré la receta de las albóndigas, que para ellas cada maestrillo tiene su librillo. Otro día os diré como las hago porque tengo un truki para hacerlas muy rapidito

Ahora que tenemos listas las verduras hacemos tres partes, a una le añadimos la mitad de la carne picada que hemos sofrito en la sarten. Ya tenemos un exquisito pisto con carne picada.
El resto de las verduras (2 partes) las trituramos y a la mitad le añadimos el resto de la carne picada sofrita. Hemos preparado una sabrosísima salsa para la pasta
La salsa que nos queda será para las albóndigas. Que tendremos que terminar pasando las bolas por harina, dorándolas con cuidado con muy poquito aceite y regándolas con un chorrito de vino o brandy antes de añadir la salsa, tapar unos 5 minutos y ya tenemos nuestro tercer plato, albondigas con salsa

Esto ha sido fácil, lo complicado será decidir que nos comemos primero ....

No hace mucho tiempo que cociné por primera vez rabo de ternera guisado.
Aunque es una carne que me encanta, la ternera suele quedarme un poco seca, por lo que no me atrevía. Me decidí a probarlo cuando vi la receta en tecnopuchero y caí en que podía adaptarla a la GM. Así la cosa cambia!!!
Los ingredientes
1.500 grs de rabo de ternera
1 Cebolla
2 pimientos verdes
2 ó 3 zanahorias
1 tomate grande maduro
2 ó 3 dientes de ajo
Vino blanco
2 clavos de olor
Nuez moscada molida
Harina
Aceite de oliva
1 pastilla de avecrem
Primero enharinamos ligeramente los trozos de carne, y les damos unas vueltas en la olla, en la que previamente hemos puesto un buen chorro de aceite de oliva.
Retiramos la carne y pochamos la cebolla cortada en juliana, los dientes de ajo, (yo los pongo enteros porque los retiro cuando están dorados), los pimientos cortados a tiras, las zanahorias a rodajas (yo dejo un trocito de zanahoria para pinchar los clavos, así puedo retirarlos cuando triture las verduras para hacer la salsa) y el tomate a cuartos.
Cuando está casi pochada la verdura, incorporamos el rabo, y removemos para que se mezcle bien, dejamos unos minutos y añadimos la pizca de nuez moscada, la pastilla de avecrem, los dos clavos (pinchados en la zanahoria) y el vasito de vino blanco, y cuando se evapore solo nos faltará poner un vaso pequeño de agua y cerrar la olla
50 minutos
En este tiempo la carne queda en su punto, tan tierna que se separa del hueso, y muy muy jugosa
Trituramos las verduras y rectificamos de sal si hace falta.
Se me olvidó poner en los ingredientes una buena barra de pan para mojar en la salsa!!!
Que esto está riquísimo ….
Ya hemos dicho adiós a la moda de la alimentación fast food, comida rápida, basura o como queramos llamarla, que durante unos años nos ha hecho sentir una sociedad moderna y dinámica, emulando a los famosos de las populares películas americanas.
Por fin hemos dado un giro de 180º, dando la bienvenida a la comida sana.
Ahora que todos nos preocupamos por llevar una vida y una alimentación sana y equilibrada, en todos los mercados Occidentales han irrumpido de manera masiva productos bióticos, probióticos, sin conservantes, sin colorantes, los cultivos ecológicos… en los anuncios, en los programas de televisión, en diarios y revistas especializadas y no especializadas, nos han creado la necesidad de consumirlos, y sin darnos cuenta se han introducido en nuestra dieta diaria, sin que apenas sepamos de que estamos hablando, nos dejamos llevar solo por la etiqueta bio = sano
Como todo cambio radical, a la misma velocidad que hemos adoptado una nueva forma de ver la alimentación, ha aparecido una nueva enfermedad; no hemos tardado mucho tiempo en oir hablar de la ORTOREXIA


La ortorexia se define como la obsesión patológica por consumir sólo comida con etiqueta bio:
A diferencia de otros transtornos de la alimentación que ya conocemos, como la anorexia en la que se contabiliza la cantidad de alimento que se ingiere, en la ortorexia, es la “calidad “ la preocupación enfermiza por consumir solo productos que sean “sanos”. Se olvida el placer de comer, solo importa la supuesta calidad de los productos

Los ortoréxicos se convierten en adictos a la comida “saludable” : orgánica, vegetal, sin conservantes, sin grasas, sin carnes, o sólo frutas, o sólo alimentos crudos.. por miedo a que les enfermen posibles antibióticos, hormonas, pesticidas, productos químicos ….

O es ecológico o es nocivo

y convierten así la alimentación en una monodieta, tremendamente perjudicial para su salud. Ya que dejan de consumir alimentos básicos e imprescindibles para nuestro organismo lo que les acarrea a corto plazo carencias nutricionales, que se traducirán en anemias, falta de energía, de vitaminas y oligoelementos, provocando depresiones, ansiedad, osteoporosis … si no se detecta y atiende a tiempo la patología
Inocentes víctimas de si mismos, y creyendo que lo están haciendo bien, se convierten Paradojicamente en enfermos por estar sanos.