Esta receta sencilla, rápida y muy muy rica, nos va a venir bien para la Semana Santa.




INGREDIENTES
Dos lomos de bacalao desalados. Pueden ser frescos, pero yo los he puesto congelados
500 gramos de garbanzos cocidos
300 gramos de espinacas. Frescas o congeladas
3 cubitos de sofrito
1 patata
Harina
1 chorrito de aceite de oliva
sal
ELABORACION
En la cubeta de la olla ponemos un chorrito de aceite de oliva
Enharinamos los lomos de bacalao, y los ponemos en la olla con el aceite caliente, hasta y los dejamos dorar, por los dos lados. Los retirmos de la olla, para añadir el resto de ingredientes
Ponemos en la olla los garbanzos cocidos, los tres cubitos de sofrito congelados, las espinacas y la patata cortada a cuadritos.
Una pizca de sal, como lleva el bacalao, es mejor rectificar la sal al final.
Y por último el bacalao, que previamente hemos dorado.
Programamos la olla 20 minutos. Y Listo!!!
Este plato está mejor si lo dejamos reposar unas horas antes de comerlo.

Ya sabeis que me encanta comer bien, y que si hay algo que considero oro, es mi tiempo!!!
Así que tengo un truqui, para ahorrarme tiempo en la cocina.
Algo fundamental en la base de los guisos de la cocina Mediterranea, es el SOFRITO. Es una de las salsas básicas de casi todos los platos guisados de arroz, de pasta, de carne y de pescado.
Yo hago un sofrito con cebolla , tomate, pimiento rojo y verde, ajo, y alguna vez pongo también zanahoria. Cuando está listo, lo trituro todo y ...
Lo congelo utilizando para ellos una cubitera de cubitos extragrandes. Durante un tiempo, para hacer mis guisos, solo tengo que sacar del congelador varios cubitos. Así la elaboración de algun exquisito plato como mis garbanzos con bacalao y espinacas de ayer, es solo cuestión de unos pocos minutos.
Importante: No ponerle ninguna especia al sofrito, así podremos utilizarlo en cualquier receta.
Corren tiempos en los que las desgracias nutren la mayoría de los programas de la televisión hasta llegar un momento que nos parece que ya nada nos afecta, a fuerza de costumbre, se nos insensibiliza la conciencia, la fatalidad cotidiana se convierte en “normal” y todo lo que es “normal” lo aceptamos,
Aceptar, no resignarse
Hace unos días, vi en un programa de televisión a Carolina, una pequeña Granadina de 4 años, que padece una enfermedad ocular degenerativa de las denominadas raras, para la que lamentablemente no hay todavía tratamiento en España.
Un sueño posible de alcanzar como lo titula su madre, que ha tenido que aprender a Aceptar, pero no a resignarse. Si nos unimos a ella le daremos a Carolina una esperanza
No dejemos que la palabra esperanza quede tan solo como un deseo optimista, hablemos de la esperanza que lleva implícita la lucha y el compromiso, de la que nos lleva a alcanzar un sueño.
No dejemos que lo “normal” nos prive de la capacidad de conmovernos y de emocionarnos.
Que la “desdicha normal” no borre de nuestro vocabulario palabras como generosidad o ayuda.
Esta es Carolina:
Ayudemos a Carolina
En nuestras conciencias está escribirle un final feliz a su historia …..
Desde aqui, todo mi cariño y apoyo para Carolina y su familia.
Cuando supe que mi hermana Patri iba a ser mamá, mi cerebro desplegó toda su capacidad creativa, y empezó una batalla conmigo, pidiendo a gritos que hicieramos una alfombra para la habitación de Telma. ¿Pero como iba a hacer una alfombra, si no tenia ni idea? en casa hay perros, por lo que ni siquiera tenemos alfombras.
¿Pero que haré con mi cabezonería?... no pude apartar la idea de la cabeza, así que tuve que recurrir a SanGoogle a buscar información; y cual fue mi sorpresa, al encontrarme con una técnica llamada "de atar trapos" con la que se hacen sencillas y modernas alfombras. Probé con una, y me encantó, resultó ser sorprendentemente fácil, y muy entretenido, así que enseguida probé con otra ... de nuevo me quedé encantada sobre todo el resultado es FANTASTICO. Cuando tenga un ratito para hacer fotos, os pongo el paso a paso.


No será tan sencilla la alfombra para Telma,porque se utiliza una técnica mas complicada, y hay que hacer miles de nudos, pero ya lo tengo aprendido y tengo mi aguja preparada, ahora solo me falta poder visitar una tienda especializada donde comprar los materiales y ponerme manos a la obra.
Socorro, en la que me he metido.... Ja Ja
Esta receta,es para los peques, y con la excusita, para las golosas mamás de los peques.
La aprendi de Clauzo de tecnopuchero, está es su blog "Las cosas de Maripí".
Ella la hace con la thermomix, pero ya la he adaptado a la cocina tradicional.
Patri, toma nota de los ingredientes y de la elaboración que tendrás que ir practicando:
1 sobre de gelatina neutra
1/2 sobre de gelatina de sabor
150 grs de azucar
100 ml de agua
más azucar para rebozar las gominolas
Ponemos al fuego un cazo con las gelatinas el agua y el azucar.
Calentar sin que llegue a hervir, removiendo durante unos diez minutos.
Retirar del fuego, y mientras entibia un poco, huntamos los moldes con un pincel con un poco de mantequilla o aceite.
Vertemos la gelatina con cuidado en los moldes y la dejamos durante 12 horas.
Pasado este tiempo, se pueden sacar del molde y rebozar con azucar.
Ya tenemos nuestras gominolas.
Yo he utilizado, los moldes de los bombones, pero también sirven los de los cubitos de hielo de silicona.
Si quieres ampliar la imagen pasa el cursor por encima
Aqui os dejo esta sencilla receta, que descubrí el sábado en casa de mis primos Ernesto Y Vanesa.
GARBANZOS CON ROVELLONS.
Si, la combinación parece un poco rara. Pero os tengo que decir que estaban exquisitos, me pareció un acompañamiento de lujo para la carne y además es de elabaración de lo más sencillito.
Mientras se hacia jugábamos a la WI
Ya veis que pinta tienen y no resultaron nada pesados, y eso que los comimos para cenar!!!
LA RECETA:
En una sarten con aceite muy caliente poner a pochar una cebolla muy picadita.
Cuando la cebolla ya tiene color añadir los rovellons partidos a trocitos y darle unas vueltas, añadir los garbanzos.
Salar
Cubrirlos con agua y dejarlos tapados a fuego lento hasta que los garbanzos esten tiernos.
Y ya están ....
Si quieres ampliar la imagen pasa el cursor por encima
Siempre ando buscando recetas rapiditas y ricas
Aquí dejo esta receta de salmón con aceitunas negras en la olla, es facilísima y os aseguro que exquisita!!!
Los lomos de salmón los he comprado congelados en lidl
INGREDIENTES: 2 lomos de salmón congelados
1 pizca de eneldo
1 pizca de sal gorda
1 chorrito de brandy (como una cucharada sopera)
aceitunas negras

-Ponemos en la cubeta 1 cucharada de aceite de oliva
-Ponemos el salmón congelado
-Damos la vuelta y ponemos el chorrito de brandy y las olivas
cerramos la olla 7 minutos. El salmón está hecho!!! Abrimos la olla y ponemos la sal y el eneldo.
Si quieres ampliar la imagen pasa el cursor por encima
Voilâ mi primera pulsera hecha con pasta fimo.


La suerte del principiante? Alomejor, porque me ha quedado monísima. Ja Ja


Primer coordinado, pulsera y anillo, y el primer ¿Lo pruebo?, ¿No lo pruebo ...? , Si, voy a probar!! El anillo lleva incrustado un "brillantito" que superó la prueba del horno.


Pulsera naranja. Mi favorita

Y este collar es el resultado de la ultima tarde de Domingo. Hice también una pulsera a juego, pero no tenia cordón para montarla.

Hace unos meses gracias a
Kairós
, descubrí el Fimo. Son unas pastas modelables,similares a la plastelina, que se tienen que cocer al horno para que se endurezcan.
Con ellas se pueden hacer todo tipo de piezas de bisuteria, decoración, figuras ... Creo que las posibilidades del fimo son ilimitadas, y por suerte la tecnica cuenta con verdaderos artistas que muestran sus proyectos y de los que podemos tomar algunas notas.
Por suerte aqui hay ya algun@s que empiezan a trabajar con fimo, pero nada comparado por la afición que hay en francia, solo hay que ver la cantidad de blogs que hay en paginas francesas, con las que he pasado horas mirando fotos y fotos y mas fotos y muchos muchos tutoriales.
Así que para mi hermana, que vive hace años en La France, no resulto demasiado dificil sorprenderme en Navidad con esta preciosa caja llena de pastillas de fimo de muuuuchos colores... la hizo ella misma para mi, con la técnica del decoupage. Socorro!!! otro tema pendiente el del decoupage, porque menKantó!!!
Desde entonces que buenos ratos he pasado modelando fimo. Y los que me quedan...
Cada 14 de febrero recuerdo como si fuese ayer, el día que nos conocimos.

Eran los últimos días del mes de Noviembre, cuando con la ilusión y el esfuerzo que supone haber cumplido un sueño, levantaba por primera vez al público la persiana de mi tienda de animales.

Encendí las luces y miré emocionada el pequeño local. Lo crucé deprisa y me coloqué detrás del mostrador de madera, lo había puesto encima de una tarima de césped y daba un tono desenfadado y alegre a la sala.
Todo estaba minuciosamente colocado en su lugar; cada saco, cada lata, cada accesorio y cada uno de los libros especializados, estaban puestos, por secciones, tamaños y precios... Nada había quedado al azar.

Y tampoco me había olvidado de que faltaba algo esencial, pero era el día de la inauguración, y el tema pendiente era algo complicado, así que pensé
- Ya lo haré mañana-

En mi tienda de animales, podían adquirirse accesorios de todo tipo, incluso aquellos, de los que siempre me reía y que como propietaria de animales nunca hubiese utilizado; pero no tenía cachorros!!!

Así que, cuando por segundo día levantaba la persiana, tenía el propósito de encontrar algún criador que me dejase cachorros en depósito. Es decir, mi propuesta sería que yo pagaría el precio pactado por el animal una vez le hubiese encontrado propietario. Era consciente de que no sería fácil negociarlo.

Cogí una revista de compra-venta de todo tipo de artículos y busque rápidamente la sección de animales, entre cientos anuncios uno llamó especialmente mi atención,
“Cachorros todas razas. Nacionales e importación”

Con tanto cachorro, -Pensé - no me será difícil convencerlos.

Me equivocaba, tenía tanta prisa por cumplir mi objetivo, que no había reparado en que, con el mismo número de teléfono se anunciaban cachorros hijos de reconocidos sementales. Pero hice la llamada que cambió mi vida

Marqué el número de teléfono que indicaba el anuncio, esperé varios tonos, y varios tonos más, y otros más... hasta que saltó la llamada. Nadie respondió. Más tarde volvería a llamar, porque si hay algo que me caracteriza, es mi insistencia cuando me propongo conseguir algo. Esta vez si, descolgaron el teléfono y al otro lado de la línea sonó una voz tan segura y masculina, que hizo que sonaran temblorosas mis primeras palabras.

-Hola buenos días, el motivo de mi llamada, es que acabo de abrir una tienda de animales, tengo muy poca experiencia, pero muchas ganas e ilusión y quería proponerles la posibilidad de contar con sus cachorros en depósito.

Su tono de voz se torno duro: -Creo tienes poca información respecto a los perros que tenemos, nunca uno de ellos pisara una tienda! Y argumento su rotunda afirmación con unas cuantas lindezas sobre la profesionalidad de los comercios en los que se venden animales de dudosa procedencia.
-Mi tienda no será nunca una de esas!! Deberías venir a verla.
Además, vosotros ofrecéis perros de importación, que tienen un alto índice de enfermedades y mortalidad en cachorros
. Repliqué casi de carrerilla y con un notorio tono de pataleta.

-Esas estadísticas las hacen otros, nuestros perros están sometidos a los más estrictos controles sanitarios y veterinarios y cumplen escrupulosamente las cuarentenas en la clinica de nuestras propias instalaciones. Puedes comprobarlo cuando quieras.

Más tarde supe que sus últimas palabras no eran una invitación, sino un elegante punto y final a la comunicación telefónica.

Yo preferí tomármelas al pie de la letra. Y así, el domingo, desde una cabina telefónica volvía a realizar una llamada, después de haber recorrido en autocar de línea los 50 Km. que separaban nuestras poblaciones.

-Hola, buenos días, soy la chica de la tienda de animales. ¿Me recuerdas? Quedamos en que vendría. ¿Quieres venir a buscarme?

Titubeo, unos instantes, pero tras unos largos minutos detenía su ranchera delante de la cabina en la que yo esperaba.

Era un hombre de unos treinta y tantos, muy atractivo, y con una llamativa y pluscuamperfecta sonrisa.

Sus primeras palabras rompieron el hielo. - Ja, Ja, menuda sorpresa nunca pensé que vinieras.

Bastaba una primera impresión para darse cuenta de que aquellas instalaciones no tenían nada que ver con la idea que tenemos de un criadero. Contaba con amplias zonas ajardinadas, parques para cachorros, un campo de adiestramiento próximo a la espaciosa zona destinada a los perros adultos. Al fondo, entre una frondosa arboleda un gran chalet en avanzada fase de
construcción.

En la entrada aguardaba un hombre mayor, extranjero, de rasgos físicos indudablemente nórdicos, que antes de saludarme, me indicó que para acceder al interior de las instalaciones, debía cumplir unos mínimos requisitos de desinfección. Una vez dentro las presentaciones; era el suizo el propietario del criadero y mi interlocutor telefónico estaba en calidad de asesor, ya que contaba con amplios conocimientos en materia de adiestramiento y comportamiento caninos y un reconocido bagaje en el mundo de las exposiciones de belleza. Tenía además, un don especial para adivinar en un cachorro, las virtudes para ser un futuro campeón, y una gran
facilidad para potenciadas.

Tras una rápida visita al resto del recinto y el pabellón de clínica y cuarentena, viví una de las experiencias más intensas de mi vida.

Tuve el privilegio de conocer y tocar a algunos de los mejores ejemplares de perros de varias razas. Para un apasionado del mundo canino, podría ser comparable a que un amante del motor pueda presenciar una jornada de fórmula 1 desde los boxes de su escudería favorita, o desde bastidores un concierto del grupo por el que suspiras toda tu vida.

Cada uno de aquellos bellísimos animales, contaba en su pedigrí con un inacabable palmarés de títulos y premios y una genealogía tan estudiada, que los convertía en la perfección del estándar de su raza.

Me cautivó especialmente un joven ejemplar de bullmastif, de poderosa cabeza y cuerpo atlético y musculado, que a sus tres años, era campeón internacional, campeón de España y de Dinamarca
Mi sentido común había descartado, ya hacia rato, volver a abordar el tema del depósito de los cachorros, por lo que no dude en aceptar la propuesta de ofrecer a mis clientes una gama de productos de nutrición animal, de los que ellos tenían la representación en exclusividad.
El pienso para perros fue la excusa perfecta, utilizándolo como argumento, y alegando siempre fines comerciales, en los meses siguientes a aquel primer encuentro, nos vimos varias veces, y hablábamos a diario.

Era un dia de febrero, cuando sin previo aviso, él apareció sonriendo en la puerta de la tienda con un cachorro de Westie en los brazos.
El animalito había venido desde la República Checa por encargo de una señora, que al final decidió no comprarlo. No sería un campeón, pero era
precioso y el veterinario certifico que estaba muy, muy sano. El pequeño tuvo suerte, lo compro una parejita de recién casados, el mismo dia de los enamorados. Yo no cabía en mí de gozo y le llamé para comunicárselo. Todavia hoy me pregunto como me atreví a invitarle a salir para celebrarlo, la culpa debió tenerla el descaro de mis veintitrés años. Cenamos, brindamos por el cachorro, por nosotros, y entré tanto chin-chin nos declaramos.

El mes siguiente lo viví como un una burbuja. No tengo de aquellos días ni un solo recuerdo en el que no aparezca él, y cada momento me ha quedado grabado como si cada imagen, como si cada palabra hubiese sido transcrita literalmente en un diario.

La vida en la burbuja duró poco. La empresa de Seguridad a la que el representaba, contaba ya con oficinas en varias ciudades de nuestra geografía y había decidido ampliar mercado en Cataluña; el debía llevar a cabo el proyecto de la delegación de Tarragona.

Mi corazón aprovechó el estado de letargo temporal en que se encontraba mi cordura, y por primera vez en mi vida, tomé una decisión sin que todos los pros y los contras estuviesen profundamente valorados. Lo dejé todo y me marché con el a Tarragona.

No puedo decir que ha sido fácil, pero si que todos los esfuerzos han sido con creces recompensados


El timbre del teléfono, interrumpe mi relato; estoy utilizando mi momento de escaqueo laboral para acabarlo

La pantalla del teléfono me indica que es el jefe y descuelgo el aparato.
Al otro lado de la linea:

-Hola Maite, soy yo, Alfred

Ya han pasado 16 años, y su voz sigue sonando tan segura y masculina, como aquel día en que
tuve la fortuna de marcar los 9 números que unirían nuestras vidas para siempre...

Una tarde anuncié en Tecnopuchero mi intención de abrir un blog…
No se hizo esperar una propuesta divertida y es que nuestro foro de cocina se le pone salsa a todo ¡!!
La idea fue de Cloti; me recordó que cuando ella abrió su blog, lo presentó con un concurso, que consistia en ser el primero en llegar a La casa de Cloti.
El premio será el enlace para que pueda hacer la primera visita a este sitio; que todavia tiene en blanco el espacio "Mis blogs favoritos", lo he reservado para el ganador SUERTE ¡!!
GANÓ CLOTI,
Le fué de pelos ..., pero fue la primera que dijo cual era el nombre del blog
BRAVO CLOTI